Tres terapias naturales

0
22

Dentro de las conocidas frecuentemente como “terapias naturales” o “tratamientos naturales” que se basan en administrar sustancias con actividad en el organismo humano se diferencian tres grandes disciplinas: la Medicina o Nutrición Ortomolecular, la Fitoterapia y la Homeopatía.

La medicina ortomolecular o nutrición ortomolecular es una terapia basada en el uso de sustancias que de forma natural se encuentran en nuestro organismo (vitaminas, minerales, aminoácidos…) en cantidades elevadas para que, no solo se eviten carencias de estas sustancias, sino que además mejoren nuestro estado de salud o nos traten enfermedades. Aunque muchas de estas sustancias están presentes de forma natural en los alimentos, una nutrición adecuada no sería, en la mayoría de las ocasiones, suficiente para suministrarlas al organismo en cantidades que nos permitieran mantener un estado de salud óptimo ni para tratar enfermedades.

Para la medicina ortomolecular es importante una alimentación adecuada para suministrar al organismo los nutrientes que necesita de sus fuentes naturales, los alimentos, pero aún así habrá personas que necesiten estos nutrientes en mayor cantidad, debido a necesidades aumentadas, ya que no todos los metabolismos son iguales, o porque padezcan situaciones puntuales o enfermedades que podrían ser corregidas con dosis elevadas de los mismos. En estos casos, para aportar cantidades tan elevadas de producto, se tendría que recurrir a los suplementos nutricionales.

Los suplementos nutricionales se presentan normalmente en forma de cápsulas, comprimidos y polvos. Se elaboran aislando los ingredientes activos de sus fuentes naturales, como partes de plantas, leche, o microorganismos no patógenos, y aportan moléculas iguales a las que tenemos en nuestro organismo en cantidades lo suficientemente elevadas como para corregir malestares puntuales e incluso curar enfermedades.

La fitoterapia consiste es el uso de extractos de plantas medicinales o de derivados de ellas con fines terapéuticos, para tratar o para prevenir patologías. En las plantas se encuentran compuestos químicos con acciones farmacológicas, denominados principios bioactivos, y que son moléculas que no forman normalmente parte nuestro organismo pero que ejercen en el efectos beneficiosos. A partir de las plantas enteras o de partes de ellas se pueden preparar extractos estandarizados, denominados también fitofármacos, que aseguran una adecuada calidad química y de contenido en ingrediente activo.

La homeopatía se basa en el tratamiento totalmente individualizado de cada persona, y en los principios de “lo semejante se cura con lo semejante” y de dilución extrema. La teoría de la homeopatía sostiene que los mismos síntomas que provoca una sustancia tóxica en una persona sana pueden ser curados por un remedio preparado con la misma sustancia tóxica diluida infinitesimalmente. Así, los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo (potenciación o dinamización) repetidas veces la disolución. La dilución puede llegar a alcanzar tal grado que no quede moléculas detectables analíticamente de la sustancia original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *