Reducir los Daños del Alcohol

5
408

El efecto anti-nutriente y desvitalizante del alcohol es de sobras conocido, y que beber alcohol es perjudicial para la salud forma parte de la educación sanitaria básica.

Sin embargo, el alcohol sigue siendo un acompañante habitual de fiestas y reuniones sociales. Disminuye la inhibición y la tensión, aumenta el apetito y crea, a corto plazo, una sensación de bienestar. Estas sensaciones son debidas a la estimulación temporal que el alcohol produce en los neurotransmisores Serotonina, Dopamina y GABA. La Serotonina modula la tensión y los estados de humor, la Dopamina está asociada a las sensaciones de placer y el GABA (ácido gamma-aminobutírico) es un ansiolítico natural.

beber

Una parte del alcohol ingerido se puede metabolizar en el estómago. Este metabolismo gástrico es menor en las mujeres que en los hombres, por lo que es normal que a igual cantidad de alcohol ingerido la mujer se vea más afectada.

También influye en la eliminación del alcohol a nivel del estómago, y reduce sus efectos tóxicos, la presencia de alimentos en el estómago. Sobre todo las grasas son las que más frenan la absorción del alcohol. De este hecho se ha extendido la costumbre de tomar leche o aceite de oliva (dos alimentos muy grasos)  antes de salir de fiesta.

La mayor parte del alcohol, sin embargo, penetra rápidamente en el flujo sanguíneo. Cuanto más hidratado esté el organismo, más diluido estará el alcohol y más leves será su toxicidad. La detoxificación del alcohol se lleva a cabo en el hígado, generando acetaldehido, sustancia que es tóxica para las células hepáticas, y energía. De hecho, el alcohol es una fuente importante de calorias “vacías”, energía sin nutrientes beneficiosos para el organismo. Cuando el metabolismo del alcohol en el hígado se encuentra muy sobrecargado los daños también se extienden al cerebro.

El alcohol aumenta la eliminación de agua por los riñones. La ingesta de alcohol sin un aporte suficiente de agua puede provocar deshidratación. Por lo tanto, se recomienda beber abundante agua durante y después de ingerir alcohol, como medida preventiva de los efectos tóxicos del alcohol y de la temida resaca.

Además de una buena hidratación, hay sustancias naturales que pueden acelerar la eliminación del alcohol y hacer que la resaca sea más llevadera.

El Ginseng Koreano (Panax ginseng), en dosis de 100 mg dos veces al día, y la vitamina C, en dosis de 1.000 mg 3 veces al día, hacen bajar más rápidamente la tasa de alcohol en la sangre. El aminoácido L-Cisteína es un excelente protector hepático, que puede neutralizar parcialmente la toxicidad del acetaldehido. Se debe tener la precaución de tomarlo durante o inmediatamente después del consumo de alcohol, en dosis de 1.000 mg en una sola toma.

Si el exceso ha sido importante, las propiedades del Jengibre para calmar las nauseas y el mareo pueden ser de gran utilidad. Se recomienda en dosis de 500 a 1.000 mg de 2 a 3 veces al día.

No se recomienda tomar aspirina, ya que si todavía hay alcohol en sangre puede hacer subir la alcoholemia, y nunca tomar paracetamol, que potencia los efectos tóxicos del alcohol en el hígado.

 

5 Comentarios

  1. Evelio Astaiza

    25/06/2013 en 02:50

    Cordial saludo muy importante el tema sobre el alcohol me ilustro mucho gracias

  2. noemi

    25/06/2013 en 23:57

    ?? tienes algo para dejar el alcohol ¿¿ gracias

  3. Vicente Solís

    01/07/2013 en 09:48

    Me parece excelente la nota escrita sobre el alcohol y sería bueno profundizar más el tema Gracias

  4. Carmen rubio

    07/07/2013 en 12:59

    me parce muy interesante esa información sobre el alcohol. seria bueno poner mas sobre estos temas, gracias

  5. Suplmentos nutricionales

    12/07/2013 en 11:47

    La adicción al alcohol es de las más potentes, y no hay nada realmente eficaz para tratarla. La L-Teanina no es la solución, pero puede ayudar a controlar la ansiedad de forma natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *