Recupera la Regularidad Intestinal Tras las Vacaciones

0
25

Las vacaciones son un período de descanso y relax físico y mental, pero también de cambio de horarios y de alimentación que pueden “estresar” nuestro sistema digestivo. Como consecuencia, es frecuente que se pierda la regularidad del tránsito intestinal y que, con el trabajo que conlleva la vuelta a la rutina, tarde en recuperarse.

Hay alimentos que pueden ayudarnos a recuperar más rápidamente el bienestar digestivo. Las frutas como la papaya y la piña favorecen la limpieza y el tránsito intestinal, mientras que el kiwy y las ciruelas destacan por su alto contenido en fibra. La alcachofa, además de depurativa, es rica en inulina, fibra que sirve de alimento a las bacterias intestinales que mantiene sano nuestro intestino, al igual que las legumbres y la raíz de achicoria.

En ocasiones no es posible mantener una dieta rica en fibra, o se está siguiendo una dieta de restricción de calorías que no permite incluir tantos alimentos en el consumo diario. En estos casos puede ser de gran utilidad recurrir a suplementos nutricionales, que concentran en cápsulas, comprimidos, polvos o jarabes todos los beneficios de las fibras y la flora intestinal:

· Alga Chlorella o Clorella: es un alga de agua dulce, con una acción depurativa intestinal. Es sobre todo eficaz para limpiar los restos de proteínas no digeridas que quedan en el intestino, provocando irregularidad e hinchazón abdominal. Muy recomendada como complemento de dietas muy ricas en proteínas.

· Semillas de Lino: son ricas en Omega 3, pero también el fibra soluble, que favorece el tránsito intestinal sin provocar irritación. Se han de masticar bien o triturar para que sean eficaces.

· Inulina: se extrae de fuentes vegetales, como la raíz de achicoria. Favorece el crecimiento de la flora intestinal beneficiosa y la captación de agua en el intestino, ablandando las heces.

· Salvado de Avena: además de aportar una mezcla equilibrada de fibra soluble e insoluble tiene efecto saciante si se acompaña de abundante agua y se toma una media hora antes de las comidas. También contribuye a mantener los niveles de colesterol en sangre dentro de los límites saludables.

· Pectinas: la pectina es un tipo de fibra presente en las manzanas y otras frutas. En presencia de agua se hidrata y forma geles que hacen las heces más voluminosas y blandas, y por tanto más fáciles de expulsar.

· Cáscara de Psyllium: es rica en mucílagos, que al hidratarse en el estómago formal un gel no digerible que aumenta el volumen del bolo fecal y estimula el peristaltismo intestinal.

· Probióticos (Lactobacilus, Bifidobacterias): en la pared intestinal residen las bacterias que nos ayudan a la digerir ciertos alimentos y controlan que no proliferen las bacterias patógenas que producen desequilibrios como flautulencia y estreñimiento.

· Otros: L-Glutamina, Zinc, Magnesio, Aloe vera, Levadura de Cerveza.

A pesar de estas ayudas, el tránsito intestinal puede tardar un tiempo en recuperarse, ante lo que es importante tener paciencia y no recurrir a los laxantes clásicos que producen irritación y pereza intestinal, empeorando a medio y largo plazo la situación.

  • Un Intestino Sano nos hace Más Felices

    Tener un intestino saludable nos hace estar más contentos, y no solo porque no haya molest…
  • Los Peligros de los Laxantes

    5 de 2 valoraciones Un laxante es un medicamento o un producto natural cuyo objetivo es fa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *