Plantas medicinales utilizadas en casos de tension arterial alta o hipertension

0
2,563

Los remedios naturales son muy eficaces para controlar la tensión. Una dieta terapéutica y un estilo de vida relajado pero activo es suficiente en muchos casos. Los complementos, las plantas y los aceites esenciales son otras ayudas eficaces.. La potencia curativa depende de la dosis y ésta del tipo de preparado: infusiones o tisanas, planta fresca, extractos hidroalcohólicos, destilados… Ajo. El ajo, Allium sativum, crudo y en extracto, disminuye el colesterol, los triglicéridos y las placas de ateroma, pero requiere una flora intestinal en buen estado para digerirlo bien. Tiene un efecto vasodilatador periférico, entre otros, y puede producir molestias gástricas, dermatitis de contacto y olor característico del aliento y del sudor. Debe evitarse, por su efecto antiagregante plaquetario, en caso de cirugía, plaquetas bajas y tratamiento con medicamentos anticoagulantes.

 

Espino blanco. Las flores y hojas del espino blanco (Crataegus monogyna) reducen la tensión arterial y regulan el ritmo del corazón. Tienen un elevado contenido en bioflavonoides y disminuyen la fragilidad capilar. No pueden tomarse con antiarrítmicos convencionales, tipo digoxina, sin control médico. Ginkgo.

El extracto de ginkgo (Ginkgo biloba) tiene acción protectora de la circulación capilar y antiagregante plaquetaria. Aumenta la tolerancia a la falta de oxígeno en los tejidos y es antioxidante, antiinflamatorio y neuroprotector. Puede producir molestias digestivas y dolor de cabeza. Por otra parte, antes de tomarlo conviene consultar con el médico si se está tomando algún medicamento, pues puede interaccionar con una variedad de fármacos, desde antiagregantes y anticoagulantes a antipsicóticos. Además está contraindicado en casos de epilepsia.

Hoja de olivo. La hoja de olivo (Olea europea) ejerce acciones antihipertensivas, antiarrítmicas y vasodilatadoras coronarias. Hay que buscar preparados que garanticen un contenido mínimo de 5% de oleuropeósido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *