Las “otras” vitaminas: los Bioflavonoides

3
310

Los Bioflavonoides o Flavonoides son pigmentos naturales presentes en los vegetales, y que tienen importantes propiedades como antioxidantes, protegiendo al organismo del daño producido por agentes nocivos como los rayos ultravioletas, la contaminación ambiental o sustancias químicas presentes en los alimentos. Suelen acompañar a la vitamina C en la naturaleza, y en el organismo mejoran la asimilación y potencian los efectos beneficiosos de esta vitamina.

Los flavonoides a menudo se tratan dentro de la categoría de vitaminas, aunque no son técnicamente como estas. El cuerpo humano no puede sintetizarlos, pero no son esenciales para la vida, aunque han cobrado gran importancia para la salud porque mejoran la absorción y los efectos de la vitamina C y son sustancias antioxidantes y antiinflamatorias por si mismas.

Como alimentos ricos en flavonoides destacan los cítricos, donde se encuentran tanto en la pulpa como en la corteza. Bioflavonoides de cítricos son la Naringina, la Citrina y la Hesperidina. También destacan por su riqueza en estos antioxidantes otros vegetales como el trigo sarraceno, que contiene la Rutina; la manzana, la cebolla y el té verde, ricos en Quercitina; la corteza de pino, bayas y semillas de uva, fuentes naturales de Proantocianidinas (PACs) y otros vegetales como el perejil y las legumbres.

En cuanto a sus efectos en el organismo, los Flavonoides son especialmente importantes para mantener la estructura del colágeno. Una mejor “calidad” del colágeno se traduce en una serie de beneficios para la piel y vasos sanguíneos:

  • Refuerzan la estructura de los vasos sanguíneos y mantienen la permeabilidad capilar. De esta manera se previenen o mejoran alteraciones capilares como las varices y venas de las piernas, la retención de líquidos típica del calor o de pasar mucho tiempo en pié, las hemorroides y las marcas de hematomas y contusiones.

  • Mejoran la micro circulación ocular.

  • Hacen que la pared de las arterias se mantenga más flexible y con menos predisposición a la arteriosclerosis y formación de depósitos de colesterol.

  • Ayudan a mejorar la elasticidad y vitalidad de la piel.

Los flavonoides tienen también efecto protector del tejido conjuntivo, de manera que previene el desgaste de las articulaciones y mejoran su recuperación, y pueden mejorar la celulitis, en la que se produce una alteración del tejido conjuntivo unida a la retención de líquidos.

Algunos bioflavonoides, como la Quercitina, tiene propiedades antialérgicas, bloqueando la liberación de histamina, como muchos de los fármacos de síntesis que se utilizan para tratar estos procesos. También mejoran los síntomas respiratorios y oculares asociados a estos procesos.

El efecto antioxidante y antiinflamatorio de los flavonoides puede ayudar a prevenir la fatiga muscular y ayudar a la recuperación de lesiones deportivas.

Factores como el tabaquismo, el consumo de alcohol y algunos medicamentos (aspirina, cortisona, antibióticos y antiinflamatorios) hacen que disminuya la concentración de bioflavonoides en el organismo y que se hayan de aportar en mayor cantidad para conseguir sus efectos beneficiosos para la salud.

3 Comentarios

  1. MªDolors

    09/07/2013 en 22:55

    Me llegit aquestes explicacions per millorar l’estat general quan ja estas a la menopausia. Y m’agradat, Esta força bé explicat. Gràcies.

  2. pato

    10/10/2013 en 06:51

    Dónde puedo conseguir un suplemento de bioflavonoides y que marca en Argentina?.. Gracias… Saludos…

  3. Suplments

    16/10/2013 en 12:31

    Aquí puede ver todos los bioflavonoides disponibles y puedes realizar tu compra si lo desea: http://www.suplments.com/catalogsearch/result/?q=bioflavonoides&order=relevance&dir=desc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *