La Protección Natural del Própolis

0
60

El própolis o propóleo ha sido utilizado desde la antigüedad con diversas finalidades, relacionadas con sus propiedades como anti-infeccioso y estimulante de las defensas del organismo.

El própolis es elaborado por las abejas a partir de partículas resinosas de diferentes vegetales, dando lugar a una resina cérea, de composición compleja y consistencia viscosa. Es utilizado en la construcción, reparación y protección de la colmena frente a infecciones, y aplicado al organismo humano ha demostrado tener propiedades como estimulante de las defensas, antibacteriano, antiviral, antiinflamatorio, cicatrizante y analgésico suave.

El própolis es una sustancia de gran complejidad en cuanto a su composición. Está formado por más de 180 compuestos, entre los que destacan resinas, ceras, flavonoides, ácidos fenólicos, aceites volátiles y sales minerales.

La actividad antibacteriana del própolis se debe principalmente a la presencia de los activos galangina, pinocembrina y compuestos fenólicos (pinobanksina, acetato de 3-O-pinobanksina, bencil-p-cumarato, ésteres del ácido cafeico y ácidos ferúlico y cafeico). Los extractos estandarizados pueden garantizar el contenido en estas sustancias en las cantidades adecuadas para que ejerzan sus efectos beneficiosos en el organismo.

Propiedades del Própolis

· Estimulante del Sistema Inmune

El efecto inmunoestimulante del própolis está demostrado y se conoce su mecanismo. Tarda algunos días en producirse, por lo que se ha de tener previsión y empezar a tomarlo antes de que se produzca la exposición a situaciones que pueden comprometer nuestra salud.

· Antimicrobiano

El própolis ha demostrado ser activo frente a una gran variedad de microorganismos. Tiene efecto antibacteriano de amplio espectro, incluso frente algunas bacterias resistentes a los antibióticos, sin afectar mucho a la flora intestinal en las dosis habitualmente utilizadas. También protege frente a varios tipos de hongos, incluida la Candida albicans y frente a virus, con un potente efecto frente a distintos tipos de gripe y de herpes.

· Antioxidante

Es un buen antioxidante liposoluble y es muy rico en flavonoides, que potencian la actividad de la vitamina C.

· Anticancerígeno

El própolis tiene capacidad antitóxica, neutralizando ciertas sustancias que favorecen la aparición de células cancerígenas. Sus efectos antioxidantes y estimulantes del sistema inmune también colaboran a la protección frente al cáncer y algunos própolis favorecen la muerte de células cancerosas, reducen las probabilidades de mutación celular y reducen el crecimiento de los tumores.

· Antiinflamatorio y Analgésico

Algunos de los componentes del própolis intervienen de forma directa en la regulación de la inflamación, y además sus propiedades antioxidantes favorecen la reducción de los procesos inflamatorios.

Al reducir las inflamaciones también, de manera indirecta, alivia el dolor, y además tiene efecto anestésico si se aplica por vía tópica.

El própolis se ha utilizado tradicionalmente para la curación de las heridas y el tratamiento de las infecciones de boca y garganta, así como de la caries. Es eficaz para tratar las lesiones de la córnea y reducir irritaciones oculares, como anestésico local en forma de extracto alcohólico (muy adecuado en dolores de garganta o de dientes), para tratar los procesos inflamatorios agudos y crónicos de las vías respiratorias altas. En cosmética se utiliza principalmente como desodorante y en casos de acné y de quemaduras. No es aconsejable en casos de asma bronquial alérgica ya que puede empeorar los síntomas.

El própolis, a pesar de su origen natural, comparte algunas características con los antibióticos sintéticos, y al igual que pasa con estos últimos, no es recomendable abusar de su uso ni abandonar el tratamiento hasta la completa curación, ya que puede dar lugar a que aparezcan cepas bacterianas resistentes.

  • La Prevención, el mejor Tratamiento para la Gripe

    Prevenir la gripe no es fácil, ya que en invierno se pasa mucho tiempo en lugares cerrados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *