Defensas contra el Frío

0
169

El frío del invierno puede hacer que las defensas del organismo se debiliten, haciéndolo más vulnerable a las enfermedades. Para mantener nuestra salud es fundamental en esta época del año seguir unos hábitos saludables y reforzar los mecanismos de protección naturales del organismo.

La salud no debe ser entendida solo como la ausencia de enfermedades, sino que es un concepto mucho más amplio que define un estado de bienestar físico, el cual permite que nuestro organismo realice sus funciones con eficacia, y un estado de bienestar mental y en el entorno social.

Defensas contra el Frio

El estado de ánimo y la actitud con la que se afronten las situaciones diarias tienen una gran influencia sobre la salud. Las emociones positivas generan sensación de alegría y pueden reforzar nuestro sistema inmune. Emociones negativas como la ansiedad, la ira o la angustia pueden disminuir la actividad de nuestras defensas, debilitando el sistema inmune.

Un estilo de vida activo también favorece la salud. Las personas que mantienen una actividad física y mental de forma continuada tienen un sistema inmunológico mucho más fuerte que las que tienen un estilo de vida sedentario.

Los alimentos que componen nuestra dieta determinan en gran medida nuestro estado de salud. Es importante seguir una dieta variada, baja en grasas saturadas y rica en grasas Omega-3, probióticos, minerales y vitaminas, siendo de gran importancia la vitamina C para el cuidado de las defensas. También se han de consumir con frecuencia alimentos como el ajo y las setas.

Las setas medicinales se han utilizado tradicionalmente en las terapias orientales tradicionales, y los efectos beneficiosos del extracto de ajo añejado son conocidos desde la antigüedad. En los últimos años se han desarrollado muchas investigaciones en relación al efecto regulador del sistema inmune que tienen el extracto de ajo añejado y las setas medicinales, y se han desarrollado diversos complementos nutricionales para ayudar a cuidar las defensas en épocas de mayor riesgo de enfermar, como el invierno.

El extracto de ajo añejado se elabora mediante un proceso de envejecimiento del ajo que consigue que los compuestos responsables del mal olor y de que repita tras su ingesta se transformen en otos más estables que no producen estos efectos indeseados y, a su vez, contribuyen a aumentar sus efectos beneficiosos para la salud.

Muchos hongos tienen efectos beneficiosos sobre el sistema inmunológico, como el Reishi, Shiitake, Maitake y Agaricus, por los betaglucanos (un tipo de polisacáridos) que contienen.

La combinación de extractos de setas con extractos de ajo añejado puede ser una potente ayuda para el sistema inmune, sin olvidar sus cuidados básicos, como una dieta equilibrada, respetar las horas y la rutina del sueño, mantener una actividad física adecuada y una actitud positiva en el día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *