Consejos para el Buen Estudiante

0
61

Un buen rendimiento estudiantil no tiene por que ser sinónimo de agotamiento y noches en vela. Expertos de universidades como las de Cambridge y Harvard han realizado una lista de los consejos de salud para que sus alumnos, además de tener éxito en los estudios, lleven una vida plena y equilibrada.

· Tomar un vaso de zumo de naranja a diario, para aumentar el hierro del cuerpo, esencial para un buen rendimiento físico y mental.

· Espolvorear con canela el café para ayudar a mantener bajo el colesterol y a regular los niveles de azúcar en la sangre.

· Cambiar el pan y los cereales refinados por los integrales, aumentando el consumo de fibra.

· Masticar bien las frutas y verduras, para aprovechar al máximo sus nutrientes protectores, como vitaminas, minerales y antioxidantes.

· Reducir la ingesta de alimentos por comida en un 20%, sirviéndose porciones más pequeñas y aumentando la frecuencia de las comidas (de 4 a 5 comidas al día).

· Consumir alimentos ricos en vitamina C (naranja, kiwi, acerola) y en azufre (ajo, cebolla, alubias, huevo) para fortalecer y limpiar los pulmones y evitar el cáncer en este órgano.

· Comer frutas y verduras de todos los colores como la forma más sencilla de conseguir una buena mezcla de antioxidantes, vitaminas y minerales en la dieta.

· Si se ha de recurrir a las comidas rápidas, seleccionar las de mejor calidad. En la pizza, es mejor consumir las que tienen masa más fina y más cantidad de salsa de tomate, que contiene Licopeno, antioxidante que inhibe el crecimiento de los tumores.

· Limpiar bien el cepillo de dientes tras cada lavado y renovarlo cada tres meses para evitar la propagación de gérmenes y reinfecciones bucales.

· Completar la higiene bucal con el hilo dental y evitar mascar chicle, pues aumenta los riesgos de sufrir arterioesclerosis.

· Aumentar el consumo de té, una buena fuente de antioxidantes que evitan el riesgo de enfermedades coronarias.

· Pelar las frutas y verduras justo antes de comerlas, ya que mantenerlas peladas con antelación reduce sus propiedades nutricionales.

· Un consumo frecuente, en cantidades moderadas, de semillas y frutos secos reduce el riesgo de diabetes.

· Consumir más tomate para proteger al corazón.

· Guardar las verduras en el cajón de la nevera para evitar que la luz deteriore sus propiedades.

· Realizar juegos de memoria para mantener la mente ejercitada y prevenir la demencia senil y el Alzheimer.

· Mantener una vida social activa y el contacto con los familiares para evitar la depresión y los problemas de alcoholismo y abuso de drogas.

· Mantener una actitud positiva y reír sin complejos, para reducir el estrés y aumentar las defensas naturales del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *