Como Olvidarte del Síndrome Pre-Menstrual

1
229

Es frecuente que las mujeres en edad fértil experimenten una serie de cambios físicos y/o emocionales en los días previos (de 1 a 2 semanas) a la menstruación. Aparecen síntomas como la hinchazón abdominal, retención de líquidos, irritabilidad, cambios de humor y cansancio, hinchazón y sensibilidad en los senos, mayor sensibilidad emocional, migrañas… Cuando coinciden una serie de síntomas definidos, y estos son de tal intensidad que dificultan la actividad diaria de la mujer, estaríamos ante lo que se denomina como Síndrome Pre-Menstrual (SPM).

No se ha definido una causa concreta para el SPM, más bien es debido a un conjunto de factores, como el exceso de estrógenos y el efecto que tiene sobre distintas funciones del organismo y la variación en los niveles de determinados neurotransmisores como la serotonina y las endorfinas.

Para abordar el SPM, primero se ha de descartar que no exista ninguna alteración ginecológica que lo esté produciendo, como procesos inflamatorios, quistes de ovario, endometriosis o trastornos hormonales. Una vez descartada la patología, se deben introducir cambios en el estilo de vida y alimentación que ayudan a prevenir el SPM, como practicar ejercicio físico, que mejora el ánimo y ayuda a reducir la irritabilidad, dormir más, tomar más carbohidratos (ricos en triptófano) y frutas frescas (sobre todo plátano), tomar frutos secos, evitar las grasas, café, bebidas con gas, bollería, alcohol y sal, tomar alimentos ricos en fibra y beber mucha agua. Cuando a pesar de todas entas medidas los síntomas del SPM siguen siendo molestos, hay suplementos que pueden ayudar a tratarlos de forma natural actuando sobre la acusa que los provoca.

· Aceites de Onagra y Borraja: son ricos en Ácido Gamma-Linolénico (GLA), que regula procesos inflamatorios e interviene en el equilibrio hormonal y neurológico. El aceite de borraja tiene mayor concentración de GLA que el de Onagra.

· Sauzgatillo o Vitex: los compuestos activos de este fruto pueden equilibrar la producción de estrógenos y progesterona, siendo también útil para favorecer la regularidad del ciclo menstrual.

· Proantocianidinas (PACs): son potentes antioxidantes que se encuentran en distintos vegetales, como la semilla de uva, bayas rojas y negras y la corteza de pino. Refuerzan la pared de los vasos sanguíneos, evitando la retención de líquidos, y son antiinflamatorios naturales.

· Vitamina B6: tiene un importante papel en la producción de neurotransmisores que generan sensaciones de bienestar y tranquilidad, equilibra las hormonas femeninas y previene la retención de líquidos.

· Vitamina E: es antioxidante e influye en el buen estado en general del sistema reproductor, reduciendo casi todos los síntomas del SPM.

· Magnesio: favorece la relajación del útero, calmando los dolores de tipo cólico, y asegura un buen estado del sistema nervioso y una correcta producción de hormonas.

· Fitoestrógenos: son sustancias químicas presentes en algunos vegetales que pueden actuar de manera similar a las hormonas femeninas y reequilibran las respuestas exageradas del organismo, como ocurre en el SPM. Como fuentes de fitoestrógenos encontramos a las habas de Soja, la raíz de Dong Quai, la Cimicífuga, el Yam Mexicano y el Tebol Rojo entre otros.

  • Remedios caseros para regular la menstruación

    5 de 11 valoraciones Es bastante frecuente que el ciclo menstrual de las mujeres sea irreg…

Un comentario

  1. Itxaso

    13/01/2013 en 20:23

    Es muy interesante. Me gusta cómo tratáis los temas, felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *