Propiedades del Té Verde

7
64

El Té Verde se emplea habitualmente como complemento en dietas de adelgazamiento, por sus propiedades tonificantes (estimulante suave) y por su capacidad para reducir la absorción de los azúcares y grasas de los alimentos, al mismo tiempo que favorece que se quemen más grasas como fuente de energía.

El té verde se lleva utilizado por la medicina tradicional china desde hace casi 3.000 años, no sólo por sus propiedades estimulantes, sino porque ayuda a prevenir y mejorar numerosas dolencias.
 Se usa para aliviar los dolores de cabeza, ayudar a eliminar las toxinas y para prolongar la juventud.
 Sin embargo, no se convirtió en en una bebida popular en Europa 
hasta el siglo XVII y no se han estudiado a nivel científico sus potenciales beneficios para la salud hasta décadas recientes.

El té verde procede de la misma planta que el té negro, la Camellia sinensis, y se obtiene secando las hojas por vapor (sistema japonés) o por calentamiento (sistema chino), dos procesos que casi no alteran su composición química. Las hojas del té verde no se dejan fermentar, como en el té negro, reteniendo así los ingredientes activos de la planta (polifenoles). Sin embargo, la fermentación favorece la disponibilidad de la cafeína, por lo que el té negro tiene una acción más estimulante sobre el sistema nervioso que el té verde.

El té verde contiene cuatro polifenoles, comúnmente llamados catequinas. Los polifenoles tienen importantes propiedades antioxidantes, siendo incluso más potentes para suprimir los radicales libres que las vitaminas C o E. Por este efecto se recomienda en la prevención de enfermedades cardiovasculares y de enfermedades degenerativas y cáncer.
Otro ingrediente activo del té verde son las bases xánticas, especialmente la cafeína, que hacen que actúe como suave estimulante del sistema nervioso y de los centros respiratorios y estimulantes de los capilares. Por sus acciones estimulantes del sistema nervioso, puede emplearse para aliviar tanto la fatiga física como la fatiga mental. Además, por su actividad broncodilatadora, puede contrarrestar los síntomas de un ataque de asma.
El té verde es hipolipemiante e hipoglucemiante es decir, capaz de reducir los niveles de lípidos y glucosa en sangre. Reduce el colesterol LDL (malo) y triglicéridos plasmáticos, al tiempo que aumenta los niveles de colesterol HDL (bueno). Además, por sus sus propiedades antioxidantes, evita la oxidación del colesterol por los radicales libres, lo que se traduce en un efecto preventivo de la aterosclerosis. El té verde también ha demostrado ser capaz de reducir la formación anormal de coágulos sanguíneos, con una eficacia similar a la de la aspirina, evitando la trombosis, una de las principales causas de ataque cardíaco y angina de pecho.

El té verde también presenta acción diurética, favorece la eliminación de líquidos y toxinas, y astringente (antidiarréica). Contiene unos compuestos amargos, los taninos, que por sus propiedades astringentes pueden frenar la diarrea, pero hay que tener precaución porque en algunos casos puede provocar algunas molestias digestivas.

Diferentes estudios han comprobado que el té verde es capaz de contrarrestar la aparición y desarrollo de diferentes tipos de cáncer y ayuda a frenar el envejecimiento y el avance de algunas enfermedades degenerativas.
 El consumo regular de té verde podría reducir la incidencia de algunos cánceres, incluyendo el de colon, páncreas y estómago, y aplicando el extracto directamente sobre la piel puede ayudar a prevenir el cáncer de piel. Los polifenoles del té verde también pueden ayudar a broncearse y a proteger la piel contra el daño provocado por el sol.
Los datos experimentales sugieren que consumir tres tazas de té verde al día ayuda a proteger contra el cáncer. Las personas a las que no les gustan las infusiones, o no tiene disponibilidad para prepararlas, pueden recurrir a extractos de té verde líquidos, en cápsulas o en comprimidos elaborados por laboratorios especializados en suplementos nutricionales. Serán de preferencia los que contienen extractos estandarizados, que aseguran una concentración real y constante de principios activos.
 En cualquier caso, hay que seguir siempre las indicaciones dadas por el fabricante, ya que la riqueza en ingredientes activos varía mucho de una marca a otra.

  • La Irvingia gabonensis, Mango Africano

    El Mango Africano es el fruto de un árbol procedente de África occidental y Central, donde…

7 Comentarios

  1. maria

    21/10/2012 en 05:23

    Tambien las investigaciones dicen que es un absorvedor del calcio, es decir que quita el calcio. Que me pueden informar al respecto?

  2. Suplmentos nutricionales

    25/10/2012 en 16:37

    El té verde contiene una cantidad moderada de oxalatos, sustancias que “atrapan” en calcio e impiden que se absorba, pero una vez preparado el té, se diluyen y su cantidad es insuficiente como para poder afectar a la asimilación del calcio de nuestra dieta. Además, contiene calcio, que contrarrestaría de sobra el efecto de estos “antinutrientes”

  3. Ana Belén

    15/02/2013 en 19:08

    Hola, soy Ana Belén, me gustan las infusiones, el té verde es el que más suelo tomar, pero noto que me pone nerviosa, puede ser? Gracias

  4. Suplmentos nutricionales

    16/02/2013 en 09:29

    Hola Ana Belén. Claro que es normal que el té verde te ponga nerviosa, hay personas que, como tú, son más sensibles a la teína y le afecta. Hay otras infusiones sin teína que también son muy agradables y beneficiosas, como los Rooibos o infusiones de hierbas medicinales con antioxidantes, como el Romero

  5. Ana Belén

    16/02/2013 en 13:33

    Muchas gracias por vuestra información.

  6. Sophie

    17/03/2013 en 19:45

    Hola, soy Sophie, yo he notado que si EN AYUNAS, o con el estomago vacio tomo te verde o incluso estas latas tipo nestea al te verde, que se supone que contiene poco te verde dentro, me revuelve el estomago hasta el punto de darme ganas de vomitar, o incluso de vomitar (pero claro el estomago esta vacio), pero no debido al sabor, una vez ya ingerido y pasados unos 15 min aproximadamente me sucede esto, ya no se si soy yo y mi “poder de la mente” que me impide tomar te verde con el estomago vacio, o si es que realmente altera mi estomago.

    ¿por que me sucede esto?

  7. Suplmentos nutricionales

    18/03/2013 en 06:19

    Para estómagos sensibles, tomar té o café en ayunas puede ser irritante y producir este efecto, es normal, no te has de preocupar, pero ya sabes que no puedes tomar estas bebidas con el estómago vacío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *