La Menopausia Masculina

0
8

Al igual que en las mujeres se produce un descenso de las hormonas femeninas en la edad madura, entrando en la etapa de la menopausia, en los hombres se produce un descenso de la producción de testosterona, produciendo una sintomatología característica denominada comúnmente como “andropausia“. Este déficit de hormonas masculinas está relacionado con la aparición del síndrome metabólico, con en consiguiente aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El déficit de producción de testosterona, o hipogonadismo, afecta a entre el 6 y 12% de los hombres de 40 a 69 años, y es el responsable de muchos de los casos de disfunción eréctil, disminución del apetito sexual, baja producción de esperma o agrandamiento de las glándulas mamarias. Con el tiempo, estos niveles tan bajos de testosterona pueden llegar a producir la pérdida del vello corporal, la disminución de la masa muscular (y de la fuerza), pérdida de energía, osteoporosis, reducción del tamaño de los testículos y alteraciones del carácter.

Aunque no siempre está clara la causa de esta reducción en la producción de testosterona, puede ser secundaria a factores como lesiones que se produzcan en los testículos por traumatismos en esa área o por tratamientos de radio o la quimioterapia; trastornos de otras hormonas; tratamientos con determinados medicamentos; alteraciones genéticas, y otras enfermedades, como las paperas o el sida.

Una de las consecuencias que más preocupan a los hombres que tienen la testosterona baja es la dificultad para mantener una erección. Sin embargo, puede haber consecuencias mucho más serias para su salud general, ya que unos niveles bajos de testosterona aumentan el riesgo de síndrome metabólico. Las personas que padecen este síndrome tiene usa altas probabilidades de sufrir un infarto de miocardio o una enfermedad arterial coronaria. Consiste en la presencia de, al menos, tres de estas patologías:

· Obesidad.

· Resistencia a la insulina o Diabetes, en casos más avanzados.

· Niveles elevados de colesterol y triglicéridos.

· Hipertensión arterial.

Muchos hombres piensan que los problemas de erección son una consecuencia normal de la edad, y no suelen consultar al médico sobre este problema, cuando deberían acudir al especialista para que haga las pruebas necesarias y que establezca un tratamiento que ayude a mejorar la vida sexual, pero sobre todo a mejorar calidad de vida y el pronóstico de salud. Así mismo, hay ayudas naturales que pueden contribuir a reducir el riesgo cardiovascular, y a recuperar más rápidamente una vida sexual activa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *